19 de julio de 2014

LA ULTIMA ERA DE HIELO OCURRIO EN SEIS MESES



La última era de hielo ocurrió en seis meses. En solo seis meses, el planeta desató un ejército de bloques de hielo tan grandes como edificios por toda Europa y Estados Unidos. 

Fue un punto de inflexión climático que rompió el equilibrio del planeta por completo y puso en riesgo la supervivencia de todo y de todos. Ahora estamos al borde de vivir tres puntos de inflexión igualitos a éste.

En palabras de un destacado científico de la NASA, estamos ante un momento en el que podemos irnos al carajo. Ante este horrendo panorama, solo nos queda reaccionar ahora mismo de forma masiva y coordinada para cambiar el futuro que nos espera.

El delicado equilibrio de la biosfera del planeta está al límite, poniendo en peligro la vida en la Tierra. Los científicos lo han dejado claro: llegó el momento de ponerse las pilas o irse al carajo. Los líderes del mundo se reúnen en la ONU en poco más de 100 días y todos nosotros, en todo el mundo, tenemos hasta entonces para organizar un día de acción histórico contra el cambio climático -- llamando a la acción colectiva para luchar por todo lo que deseamos.

Un acuerdo global con pasos básicos para acabar con las energías contaminantes puede salvarnos. Es por ello que la ONU ha convocado una reunión urgente sobre el cambio climático con los principales líderes del mundo en poco más de 100 días. Si les recibimos el 21 de septiembre con la movilización global por el medio ambiente más grande de la historia, podremos romper el poder de las mega mineras y petroleras que están impidiendo que incluso los mejores políticos hagan lo correcto.

Es imposible ignorar el peso de esta tarea. Pero cada pequeña acción unida a la siguiente se traducirá en la fuerza de millones de personas, ahogando las voces de los opositores y dando a nuestros jefes de gobierno la razón más poderosa para reaccionar ya y construir juntos un futuro limpio, verde y lleno de esperanza. Haz clic abajo para unirte:


Los "puntos de inflexión" son espirales que se retroalimentan, donde el cambio climático revierte sobre sí mismo, provocando consecuencias catastróficas aceleradas. Ahora mismo, el gas metano, que es 25 veces peor que el CO2 para el cambio climático, está congelado debajo del hielo. Pero, a medida que el hielo se derrita, el gas se filtrará, causando un deshielo aún mayor. Cada deshielo nos hace perder otro de los escudos reflectantes que utilizamos para mantener el planeta fresco. En otras palabras, más metano y menos hielo aumentarán el cambio climático y todo empezaría a salirse fuera de control. Y éste es solo un ejemplo. Por eso los científicos han subido el tono y están pidiendo a gritos que actuemos ya.

Aunque parezca desolador, tenemos las herramientas y sabemos cuál es el plan necesario para asegurarnos de que no caigamos en un punto de no retorno que acabe con nosotros del todo. Y, aunque requerirá una cooperación global de una envergadura mayor que nunca, nuestro movimiento de 36 millones de miembros tiene el poder ciudadano necesario como para motivar a los líderes de cada país a que den los primeros pasos.

Está creciendo la expectativa sobre la cumbre climática de Paris 2015, donde se podría sellar un acuerdo global. Justamente hace unos días, Estados Unidos y China anunciaron nuevos planes para frenar la contaminación en sus países. En solo 100 días, nosotros podemos dar un paso a otro nivel.

Ocupar las calles es una de las herramientas más efectivas para crear cambio social porque demuestra poder, unión y coordinación en tiempo récord. A veces es la única vía: hay ejemplos clásicos como el movimiento anti-Apartheid de Sudáfrica hasta la lucha por los derechos civiles en los EE UU. Es el momento de aplicar ese poder al asunto más importante de nuestro tiempo: la supervivencia y un futuro próspero para nuestras familias, sus familias y las generaciones venideras. Haz clic abajo para ser parte de esto:


Sabemos que podemos hacer esto… y hacerlo en grande. Cuando nuestra comunidad tenía solamente tres millones de miembros, pusimos en marcha 3.000 acciones en un mismo día para proteger nuestro planeta. Hoy somos 36 millones: ¡diez veces más fuertes! Imagina lo que podemos conseguir juntos ahora…
Con gran esperanza por nuestro futuro,
Emma, Iain, Lisa, Ricken, Alice, Emily, Sayeeda, Uilleam y todo el equipo de Avaaz

Más Información:

Calentamiento Global: punto de no retorno en la Antártida Occidental. ¿Qué pasa ahora? (The Guardian) -- en inglés

Llamado a las armas: una invitación a pasar a la acción contra el cambio climático (Rolling Stone) -- en inglés

Mini-edad del hielo tomó Europa en pocos meses (New Scientist) -- en inglés

El deshielo 'irreversible' de la Antártida (El Mundo)

La Tierra: Cambios profundos en 2050 (El País)

El futuro de nuestro planeta depende de 58 personas (Plaza Pública)

Apúntate para participar:

2 de julio de 2014

LA REGULACION AMBIENTAL NO ES UNA TRABA SINO UN MECANISMO DE PROTECCION DEL AMBIENTE Y LOS DERECHOS DE LAS POBLACIONES

El paquete de medidas propuesto por el MEF a través de los decretos supremos 3626 y 3627/2013-PE, es complementario a la flexibilización de normas ambientales y mineras, que ya se produjo el año 2013, con los D.S 054 y 060, tiene como objetivo principal beneficiar solamente al empresariado, por ello busca facilitar la realización de la actividad económica "desregulándola", bajo el argumento de una "supuesta simplificación administrativa". La regulación en el sector minero no puede ser una "traba" para la inversión como los empresarios han expresado, sino que es fundamental, pues tiene como fin proteger el ambiente y los derechos de las poblaciones y comunidades. No tener mecanismos de protección ante el crecimiento desmedido de las actividades extractivas constituye un riesgo para las comunidades, poblaciones y el ambiente.

Es por ello inaceptable que la gran mayoría de las medidas establecidas en el paquetazo, afecten la ya débil institucionalidad ambiental, encabezada por el Ministerio del Ambiente (MINAM), que ha visto aún más limitada su función fiscalizadora y sancionadora a cargo del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), el cual por tres años no podrá ejercer sanciones económicas cuyo carácter es disuasivo, salvo de manera excepcional y en esos casos sólo por el 35% del monto fijado por Ley. Con ello, sólo se promueven inversiones irresponsables, que trasladan sus costos ambientales y sociales al Estado y a las personas, exponiéndolos con ellos a situaciones de riesgo.

Las medidas planteadas en los proyectos del MEF, han relativizado también los Estudios de Impacto Ambiental (EIA). Ya se había reducido el plazo para su aprobación el 2013 y ahora se reduce también para las opiniones de entidades del Estado a 30 días y bajo responsabilidad del funcionario. Si no se da dicha opinión, se prescinde de ella. Es decir, o se tiene un pronunciamiento sin argumentos sólidos o no se tiene, lo que acrecienta los riesgos de contar con un EIA sin medidas suficientes para evitar o mitigar los impactos ambientales de la actividad minera. En ese sentido, la finalidad del EIA en la práctica hoy, sería sólo la de brindar información de los proyectos, siendo sólo un requisito más para la actividad, más no sería la de prevenir impactos en la vida y salud de las personas y su ambiente.

Sobre Ordenamiento Territorial (OT), tema priorizado por Ollanta Humala en su discurso de toma de mando, las medidas plantean que este proceso que está a cargo de los Gobiernos Regionales y Locales, según los marcos normativos vigentes, no asigne usos ni exclusiones.

Con esa propuesta, el MEF plantea que en la práctica sea el sector Energía y Minas a través del INGEMMET, quien al otorgar una concesión, siga definiendo el uso del suelo, pasando por encima de la autonomía de las instancias de gobierno descentralizadas, y poniendo en riesgo su planificación de desarrollo concertado, y perspectivas de futuro.

Las medidas propuestas debilitan aún más al MINAM, al restarle como facultad la protección del patrimonio natural, impidiendo la creación de Zonas Reservadas. Éstas últimas son mecanismos transitorios que buscan brindar protección a una zona mientras se le categoriza como Área Natural Protegida (ANP). Estas Zonas ahora pasan a depender de la decisión de la Presidencia del Consejo de Ministros, que tiene a la mayoría de sus carteras vinculadas a los sectores productivos, y va a primar un criterio político y económico por encima del técnico al decidir su creación. En la práctica, con ello, se busca proteger los derechos pre-existentes de los titulares de concesiones en éstas zonas, para facilitar sus inversiones.

Respecto de la determinación de los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) y Límites Máximos Permisibles (LMP), consideramos que no se puede plantear para ello un análisis de impacto regulatorio y económico, pues los niveles de contaminación que puedan existir con una actividad económica, están vinculados a la salud y el ambiente, y no pueden depender de una variable económica. Es evidente que se pretende con esto que los ECAs y LMPs no sean exigentes, y que eventualmente puedan evitar la realización de un proyecto cuando genera niveles de contaminación que los sobrepasen.

Las medidas que el MEF promueve, también buscan mantener los contratos de estabilidad tributaria para las empresas mineras que inicien proyectos o realicen ampliaciones, hasta por un máximo de 15 años, según los niveles de inversión y la capacidad de producción. Sin embargo, la norma plantea que el incremento de la producción se realice en función de las concesiones, y no de las Unidades Económicas Administrativas (como figura en la vigente Ley de Minería), que son la agrupación de concesiones a un radio de 5 km. Ello implica una mayor actividad de remoción de tierra en la concesión, y con ello mayores impactos ambientales, que no tendrán mecanismos adecuados de prevención y mitigación (EIA), y una institucionalidad débil para su fiscalización.

El paquete normativo impulsado por el MEF, nos hace ver la facilidad con que los marcos normativos respecto a los derechos de las personas, fin supremo del Estado en la Constitución, se modifican en detrimento de sus derechos (Criminalización de la protesta social, derechos de los pueblos indígenas, tributación), mientras las normas vinculadas con las empresas y la economía no se cambian. También vemos como se simplifican los plazos para facilitar las inversiones, pero cuando se trata de agilizar los plazos para la justicia sobre la afectación de los derechos de las personas, ahí si hay retraso y demora, que no es justicia.

Constatamos con ello que son los tratados comerciales y el poder económico, los que pesan más y pasan por encima de los convenios internacionales de derechos humanos y ambientales, y con ello de la propia Constitución.

Por ello reiteramos la necesidad de generar un diálogo nacional para revisar éstas medidas y considerar los diferentes puntos de vista que se vienen dando sobre los serios impactos que podrían generarse para un verdadero desarrollo a fin de establecer medidas reales y efectivas, que busquen la paz social en el pais, y no la división, mayores brechas sociales y mayor conflictividad.

Fuente



30 de junio de 2014

Impacto de la pesca de arrastre en los fondos marinos



La pesca de arrastre intensiva provoca la desertificación biológica de los fondos marinos, según un estudio en el que han participado investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, (CSIC) y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

El estudio, que publica hoy la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America" (PNAS), ha concluido que este tipo de pesca, uno de los métodos extractivos de recursos vivos más utilizados en todo el mundo, es muy perjudicial a largo plazo para los fondos marinos.

Lea el artículo “LA PESCA DE ARRASTRE PROVOCA LA DESERTIFICACIÓN BIOLÓGICA DE FONDOS
MARINOS” en la edición de Julio de la Revista Pesca.



25 de junio de 2014

Calidad de vida ambiental y crecimiento económico



¿La competitividad de un país debe basarse en el debilitamiento de su institucionalidad ambiental en aras de un crecimiento económico de corto plazo? ¿El desempeño ambiental del Perú es tan bueno como para darnos el lujo de relajar las exigencias relacionadas con la sostenibilidad ambiental?.

Pues eso parece ser el pensamiento guía del actual gobierno, que ha presentado iniciativas legales pro-inversión que reducirían lo que consideran "permisología" y sobreregulación ambientales, en base a reducir multas a las empresas infractoras por un periodo de tres años, quitando al Ministerio del Ambiente (MINAM) la atribución de decidir en temas que son claramente de su competencia, como el establecimiento de áreas naturales protegidas o la aprobación de estándares de calidad ambiental, y acortando a 30 días el plazo para que los funcionarios públicos emitan opinión sobre los Estudios de Impacto Ambiental (EIA). Además, se traslada la competencia de aprobar la política de Ordenamiento Territorial al Consejo de Ministros, entre otras medidas. Los empresarios agrupados en la SNI, ADEX y CCL aplauden estas iniciativas, que supuestamente contribuirán a recuperar la confianza empresarial.

Sin embargo, este afán por seguir una carrera hacia el fondo en materia ambiental va en contra de las recomendaciones de instituciones como el Foro Económico Mundial (FEM), que elabora todos los años un ranking de competitividad global que es muy respetado por los empresarios peruanos. El FEM reconoce que el crecimiento económico y la productividad ya no bastan para asegurar una mejora en las condiciones de vida, y han creado un nuevo "Indice Ajustado de Competitividad Global Sostenible" que busca evaluar la institucionalidad, políticas y otros factores que hacen que un país siga siendo productivo en el largo plazo, mientras simultáneamente asegura la sostenibilidad social y ambiental.

En el ranking mundial de competitividad sostenible 2013-14 del FEM, el Perú no sale bien parado. Si en el ranking tradicional de competitividad Perú alcanza un puntaje de 4.25, en la versión que incorpora criterios de sostenibilidad el puntaje se reduce a 4.00. Según el Foro Económico Mundial, esta caída en la competitividad del Perú se debe en parte a que "el acatamiento de las normas ambientales es muy laxa, en detrimento de los esfuerzos para proteger el medio ambiente". En otras palabras, no es cierto que la institucionalidad ambiental en el Perú sea excesivamente severa. En América Latina nos superan Chile, Panamá, Costa Rica, México y Brasil.

Lo más contradictorio en relación a la iniciativa actual por reducir la supuesta "permisología" y sobreregulación ambiental, es que en el ranking del FEM referido a la severidad de la regulación ambiental, el Perú se ubica en el puesto 68 entre 121 países  y en el ranking de cumplimiento de las regulaciones ambientales se ubica en el puesto 83 entre 125 países.  ¿y con estos resultados se quiere relajar aún más la normatividad y su exigencia?
Otros rankings internacionales que miden el desempeño ambiental coinciden en que el Perú necesita reforzar su institucionalidad ambiental, no relajarla. Según el Índice de Desempeño Ambiental del año 2014, desarrollado por la Universidad de Yale, el Perú está en el puesto 110 entre 178 países, con un puntaje de 45.05 de un total posible de 100.

En América Latina estamos yendo en la dirección contraria a países como Chile, que en otros aspectos es un modelo para los empresarios. En Chile ha entrado en vigencia una nueva institucionalidad ambiental con poderes aumentados, multas más altas que llegan hasta US$10 millones, y con posibilidad de clausura definitiva de un proyecto (3), y se espera que esto sea un incentivo para el acatamiento de la normatividad. En Chile se ha hecho un esfuerzo las decisiones políticas no se impongan sobre los criterios técnicos. Según especialistas chilenos, esto habría mejorado los plazos de evaluación y la eficiencia de los trámites. A la luz de la experiencia chilena, es paradójico que en el Perú se esté optando por dar preponderancia a factores políticos antes que técnicos.

Estos cambios se plantean justamente en el "Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático" en que el Perú debe mostrar liderazgo mundial en materia ambiental y climática por ser país anfitrión de la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático. Sacrificar la sostenibilidad socioambiental -y la competitividad del país en el largo plazo - por mantener un crecimiento económico basado en la sobreexplotación de recursos naturales, no es el mejor camino para lograr un desarrollo inclusivo y sostenible

Fuente

Lea la carta abierta y el informe legal presentado por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental en el siguiente link:

21 de junio de 2014

Estado, medio ambiente, industria y ciudadanos



Hay empresarios que buscan desaparecer la fiscalización ambiental, afirma Pulgar Vidal

El ministro del Ambiente afirmó que las propuestas del Gobierno en materia ambiental para agilizar las inversiones, no le ha “cortado los brazos” a su sector.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, habló fuerte contra un grupo de empresarios en el Perú, a los que acusó de estar empeñados en desaparecer la cartera que dirige.

“Hay un grupo de empresarios que para mí no reflejan la responsabilidad social y ambiental de las empresas, que de un tiempo a esta parte han venido planteando en distintos medios un conjunto de medidas que en el Ministerio del Ambiente van a aceptar nunca”, afirmó el ministro.

Precisó que entre las propuestas que según Pulgar Vidal el Gobierno no acepará es el desaparecer el OEFA o que el Senace deje de funcionar. Tampoco derogar los estudios ambientales ni eliminar la consulta previa.

“Incluso como se ha escuchado a Pedro Pablo Kuckzynski decir que hay de desaparecer el Ministerio del Ambiente y fusionarlo con Turismo. Eso es inadmisible”, dijo en RPP.

No le cortan los brazos
Respecto de las medidas presentadas por el Poder Ejecutivo al Congreso de la República con las que busca agilizar las inversiones en minería e hidrocarburos, Pulgar Vidal señaló que las propuestas ambientales “no le cortan los brazos”.

“Yo nunca develaré los entretelones de un debate, porque en política finalmente las decisiones son de gobierno. Pero un ministro del ambiente no se queda sin brazos en la medida que tenga y siga teniendo la capacidad de defender a su sector y la gestión de ambiente”, refirió.

Fuente:


EL PAQUETE REACTIVADOR LE CORTA LOS BRAZOS AL MINAM

La propuesta presentada por el MEF ante el Consejo de Ministros le quita a la cartera del Ambiente la facultad de declarar Zonas Reservadas y de elaborar los Estándares de Calidad Ambiental.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, votó en contra del paquete de estímulo económico no solo porque este propone reducir las multas de las OEFA, sino porque incluye varias medidas que recortan las funciones de su cartera.

Según conoció este diario, durante el Consejo de Ministros (CM) en el que se discutió el plan la semana pasada, Pulgar-Vidal se mostró abiertamente en contra de debilitar al Ministerio de Ambiente (Minam) recortando sus competencias y sometiéndolo al voto de otros sectores. Fuentes cercanas al Minam detallaron que son dos las medidas propuestas por el Ministerio de Economía (MEF) las que debilitan políticamente a la cartera.

Zonas RESERVADAS

En primer lugar, el MEF quiere que la creación de Zonas Reservadas (ZR) no se realice mediante una resolución ministerial del Minam sino por decreto supremo con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros.

Las Zonas Reservadas son el mecanismo que tiene el Ministerio de Ambiente para proteger territorios que considera prioritarios mientras desarrolla los estudios necesarios para que sean reconocidas por el Consejo de Ministros como Áreas Naturales Protegidas.

"Si vas a requerir el mismo procedimiento, mejor decide si es área protegida de frente porque este proceso es el que más tiempo toma", según el biólogo marino Yuri Hooker.

Según fuentes cercanas al MEF, la medida lleva a consultar la opinión de las demás carteras y se justifica, pues las ZR pueden afectar derechos de concesionarios de otros sectores. Como ejemplo, recuerdan que en octubre pasado el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) dio visto bueno a estudios para crear una área protegida en el mar del norte. "Con ello se pone en riesgo la inversión en los once lotes de hidrocarburos en la costa de Tumbes y Piura sin que el Ministerio de Energía y Minas (Minem) pueda intervenir", aseguran.

Pedro Solano, director ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y miembro del Consejo Directivo del Sernanp, aseguró que esta explicación demuestra que la medida recorta una facultad inherente al Minam –afectando la calidad de su gestión– para favorecer a un grupo específico de empresas.

"Nos hemos reunido con los empresarios, el gremio y el Minam más de tres veces para explicarles esto. Es falso que sus derechos se vean afectados, pues la Ley de Áreas Protegidas dice expresamente que los derechos preexistentes se respetan. Están mintiendo y lo están haciendo porque a las empresas no les gusta que vaya a haber más ojos encima de sus operaciones", dice Solano al advertir que de aprobarse la medida solo hará que los conflictos sociales se incrementen.
En el lugar se hallan cuatro empresas (Karoon Energy International KEI, BPZ Energy, Gold Oil Perú y Savia) que expresaron en su momento su oposición a esta área protegida.

REGLAS DIFERENTES

Además, el MEF habría propuesto –bajo el mismo argumento– en su paquete de reactivación económica que la aprobación de los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) y Límites Máximos Permisibles (LMP) se efectúe mediante decreto supremo. "Así funcionaba antes de que existiera el Minam. Están desconociendo que tenemos una autoridad ambiental competente. Están desvalorando y debilitando el sector", señala a La República, la directora del programa de política y gestión ambiental de la SPDA, Isabel Calle.

Además, aseguró que los Estándares de Calidad Ambiental se trabajan en grupos en los que están todos los sectores, por lo que pueden emitir su concepto. "Es falso que no puedan intervenir en la decisión. Y tampoco afectan la inversión, pues no son exigibles jurídicamente a las empresas", dijo tras lamentar que estas medidas generen doble discurso sobre la importancia de la conservación del medio ambiente con miras a la cumbre del Cambio Climático COP20.

Las medidas son positivas

La agencia calificadora de riesgo Moody's considera "positivo" para su valoración crediticia de Perú el paquete de medidas que el gobierno presentará al Congreso para reactivar la economía e impulsar la inversión privada.

"Estas medidas son positivas e impulsarán la producción potencial y la inversión en el sector privado, ya que estas abordan la preocupación en la comunidad empresarial sobre los trámites burocráticos que han afectado negativamente el sentimiento económico", dijo Moody's en su reporte.
Además, estimó que el  crecimiento del país se moderará al 5,2% en 2014.

El premier René Cornejo anunció que en los próximos días el Ejecutivo se encuentra afinando los tres proyectos de ley referidos al paquete de estímulo económico y los enviará al Congreso en los próximos días.

Alejandra Cruz.

Fuente:


NOTA DE PESCA

Lo que no existe es una posición clara del Estado Peruano en cuanto a pesca y medio ambiente, referida a si la inversión y la exportación deben ser prioritarias sobre la conservación de la naturaleza en la cual habitamos. Tampoco se aprecia voluntad y decisión políticas para introducir reformas que beneficien no solo al ambiente sino a los ciudadanos en general no directamente relacionados con la industria.
No hay por otro lado ningún movimiento ciudadano que actúe con energía y decisión en defensa de sus derechos a un medio ambiente sano ni de sus intereses como tales en materia de participación justa en la renta económica de la pesquería.
Defender la anchoveta en contra de la voracidad de la industria le costó el puesto a Gladys Triveño. ¿será el ministro Pulgar Vidal el siguiente por oponerse a los intereses de la industria?