12 de abril de 2014

CIENTÍFICOS HACEN SONAR LA ALARMA POR LA EXPLOTACIÓN DE LOS FONDOS MARINOS

"La explotación minera de los grandes fondos marinos no pertenece más a la ciencia-ficción, todos esos recursos mineros existen... y hemos hecho progresos significativos en la robótica que proporcionan un acceso sin precedentes" a ellos, señaló la científica.

"Cabría preguntarse si el valor de lo que se extrae es mayor que el daño al ecosistema", dijo Linwood Pendleton, director del programa sobre políticas oceánicas y costeras de la Universidad de Duke.

Otras cuestiones pendientes, según el investigador, pasan por "cómo reparar los considerables daños ya causados por la pesca de arrastre, la contaminación y otras actividades".

"Debemos responder a estas cuestiones científicas antes de que se inicien actividades industriales", advirtió, señalando que los fondos marinos alojan una diversidad genética casi infinita, y representan por tanto una fuente potencial de nuevos materiales y medicamentos.

Lea el artículo “CIENTÍFICOS HACEN SONAR LA ALARMA POR LA EXPLOTACIÓN DE LOS FONDOS MARINOS” en la edición de Abril de la Revista Pesca.


19 de marzo de 2014

SOSTENIBILIDAD: UN COMPROMISO EMPRESARIAL INELUDIBLE



Las temperaturas extremas que ha experimentado la tierra en las últimas semanas, no son más que nuevas advertencias sobre el impacto que la actividad del hombre está teniendo sobre el planeta y una muestra más de que lo que se está haciendo para mitigarlo, sigue siendo absolutamente insuficiente. De ahí la importancia de incrementar el compromiso para conseguir que cada vez más organizaciones operen bajo condiciones armónicas en lo económico, lo ecológico y lo social, que permitan, como dice la Organización de Naciones Unidas (ONU), “satisfacer las necesidades del presente, sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras, para atender las necesidades propias”.

El concepto va más allá de lo puramente ambiental y ecológico, pues es claro que no pueda haber sostenibilidad cuando la riqueza de un sector se consigue a costa de la pobreza o de la explotación de otro o cuando el accionar de las empresas no genera un mejoramiento del nivel de vida, la educación y la equidad en su entorno, porque como afirma Stephan Schmidheiny, fundador del Consejo empresarial para el desarrollo sostenible, “no puede haber empresas exitosas en sociedades fracasadas”.

Se trata, como dice Sir Geoffrey Chandler, ex director de Shell International y fundador del Grupo de Negocios de Amnesty International, “de gestionar los negocios de una manera rentable, alineada con los valores de los grupos de interés y respetando el medio ambiente en el cual la compañía desarrolla su actividad”. Se busca que la operación de las empresas no solamente genere un beneficio en su cuenta de resultados, sino que tengan un impacto positivo en su entorno y en sus grupos de interés, tanto internos como externos.

Los grupos de interés internos están conformados por los trabajadores y accionistas y los externos por los proveedores y todas aquellas personas que perciben algún tipo de beneficio, bien o servicio, producido o prestado por la organización. Los informes de sostenibilidad, que muchas empresas presentan periódicamente a la opinión pública y que se enmarcan dentro de los procesos de rendición de cuentas, evalúan el impacto económico de la organización no solamente a partir de las utilidades generadas, sino de la cantidad de dinero, que a través del pago de salarios, proveedores y servicios públicos, por ejemplo, percibe la comunidad donde opera la compañía y el impacto que este tiene en términos de bienestar y desarrollo.

Una sección muy importante del informe tienen que ver con el impacto ambiental, donde se especifica la forma como la empresa está haciendo uso de recursos naturales como el agua, se informa cuánta energía consume y si el origen de la esa energía es limpio (generado por hidroeléctricas y panel solares) o si es producto de la combustión de carbón u otros combustibles fósiles. También se mide la huella ambiental de la empresa a partir de las toneladas de CO2 emitidas al medio ambiente, el manejo de residuos (especialmente los considerados como peligrosos), el tratamiento de las basuras y del agua utilizada en los procesos de producción.

En lo social, se especifica si la empresa involucra o no el trabajo de las minorías, si hay igualdad de salarios para hombres y mujeres, que no existe trabajo infantil y que la organización, en todas sus actuaciones, propende por el respeto a los derechos humanos y de las comunidades indígenas. En cuanto a los productos que la compañía pone a disposición del mercado, se informa sobre los análisis realizados para asegurar que no contaminan el medio ambiente ni producen efectos negativos para la salud de los consumi0dores. Generalmente se incluye alguna sección sobre la ética en los productos, lo cual se refiere a la veracidad de la información que sobre la calidad, contenido y beneficios de los artículos ofrecidos, aparece en las etiquetas, folletos y publicidad de la compañía.

La ONU auspicia una metodología dominada Globar Reporting Initiative (GRI), para la elaboración y presentación de los reportes de sostenibilidad, gracias a la cual los informes no solamente son comparables entre sí, sino que permiten detallar la evolución que año a año en cada uno de los 83 indicadores que se tienen establecidos.

Fernando Albán, Consultor independiente en comunicaciones

27 de febrero de 2014

EE.UU. aboga por la creación de un organismo que proteja los océanos



 Estados Unidos abogó hoy por la creación de un organismo internacional en el seno de la ONU que regule los mares y asegure que se cumplan las leyes internacionales ante su rápida degradación y la creciente presión para explotar aún más sus recursos.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, fue quien hizo llegar por videoconferencia esta propuesta del presidente del país, Barack Obama, al inicio de la Cumbre de los Océanos, auspiciada por The Economist y National Geographic, que comenzó hoy cerca de San Francisco (California).

"Por supuesto necesitamos un marco global de algún tipo en el cual los pueblos se unen y acuerdan cooperar. Pero no sólo necesitamos las normas, necesitamos el proceso regulador para hacer que se cumplan", dijo Kerry, quien durante su intervención resaltó el vínculo de su familia con los océanos.

"Tenemos que montar un esfuerzo político muy importante. Va a ser necesaria una enorme cooperación internacional para responder. Tenemos que convocar la cooperación global para que podamos tomar las medidas necesarias para proteger los océanos para generaciones futuras", dijo Kerry en otro momento de su intervención.

El exlíder laborista británico David Milliband, copresidente de la Comisión Global de los Océanos, creada en 2013 para luchar contra la degradación oceánica, señaló que la comunidad internacional se tiene que poner de acuerdo sobre los objetivos de una hipotética "Organización Mundial de los Océanos".

"La principal cuestión si se quiere crear una organización mundial de los océanos es saber qué problema se está intentando resolver y saber qué queremos hacer con ella", dijo Milliband durante parte de su intervención en la conferencia.

Kerry destacó que casi 1.000 millones de personas dependen diariamente de la pesca y las pesquerías en todo el mundo se traducen en 500.000 millones de dólares al año, de los que 115.000 millones son ventas sólo en Estados Unidos.

El príncipe Carlos de Inglaterra, quien participó en la conferencia a través de un mensaje de vídeo, también hizo hincapié en el valor económico de los océanos.

"Los océanos proporcionan una riqueza enorme y sostienen una gran parte de nuestra economía global", dijo el heredero al trono británico.

El príncipe Carlos añadió que el desarrollo sustentable de los océanos es posible y que las pesquerías sostenibles son más rentables.

En este sentido, la comisaria para Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea, Maria Damanaki, afirmó hoy en la conferencia que la nueva política pesquera de la Unión Europea respeta la sustentabilidad de las pesquerías y que la pesca en aguas internacionales sólo es posible si es sustentable.

Pero Kerry señaló que no sólo la sobreexplotación pesquera amenaza la supervivencia de los océanos, sino que el cambio climático y la contaminación también están convirtiendo grandes áreas de los océanos muertas.

"Los océanos están en dificultades", dijo Kerry.

"La segunda mayor amenaza a la que se enfrentan nuestros océanos es la contaminación récord que afecta a nuestros mares. Escombros, basura, pero también contaminantes como nitrógeno, fósforo y otros nutrientes" que son utilizados en las explotaciones agrícolas de todo el mundo como fertilizantes.

El resultado son 500 regiones en todos los océanos del mundo en las que la vida marina no puede existir, añadió Kerry.

Algunas de las cifras dadas a conocer durante la primera jornada de la conferencia oceánica señalan la magnitud del problema.

Sólo uno de cada 500 navíos son revisados para comprobar que cumplen los requisitos de emisiones de sulfuro, y de los que pasan la revisión, sólo el 50% cumple las normativas.

Michael Lodge, director legal de la Autoridad Internacional del Lecho Submarino, señaló que en la actualidad una superficie equivalente al tamaño de México está siendo explorada para determinar su potencial interés para la minería y el posible establecimiento de minas submarinas.

En este ambiente, Kerry anunció que este año el Departamento de Estado organizará una conferencia internacional sobre los océanos en Washington para avanzar la agenda global de protección oceánica.

Fuente

2 de febrero de 2014

GRACIAS LA HAYA: FINALMENTE PODRÉMOS COMER ANCHOVETAS, PERO EN TACNA



Una mirada distinta de lo que puede significar La Haya para nuestro país es lo que nos entrega  en su columna Eduardo Monzón, la invitación es a conversar, discutir y opinar…

Por Eduardo Monzon

Durante la dictadura en los 80s, muchos “patriotas” aclamaban con muchos estruendosos aplausos a nuestros “defensores” militares, en las plazas los domingos. Fue durante la  dictadura, en esos años, que se decidió envenenar a ariqueños mediante el desecho químico traído desde Suecia. Nunca se sabrá cuánto dinero fue transado durante ese otro “operativo militar”. Pero por mucho tiempo Chile estuvo bajo un boicot internacional y los fondos no eran los más óptimos: Había que conseguir financiamiento de alguna manera.

El boicot trajo mucha miseria a nuestra patria. Durante el gobierno militar hubo que adoptar muchas medidas drásticas, como la reducción de personal en un 30% del sector público, reducir jubilaciones, devaluación de la moneda, y bajas drásticas de salarios. La vecina ciudad de Tacna proveería  a chilenos de muchos alimentos diarios. Esto es después de que en Chacalluta aduaneros y uniformados le quitaran casi la mitad de la mercadería que usted traía: aceite, harina y otros alimentos eran arrebatados de sus manos sin dar el respectivo recibo aduanero.

También en ese tiempo, la tasa de desempleo creció grandemente, la delincuencia se disparó a los cielos. El Ferrocarril de Arica a La Paz fue mudo testigo de miles de compatriotas arrancando del hambre hacia Bolivia, donde se les atendió y recibió muy bien. 

El hambre apaleaba a miles de ciudadanos en Arica. Sin embargo, los sacos de harina de pescado se amontonaban por los miles en las laderas del Cerro La Cruz. Los barcos atracaban en las pesqueras de la Caleta Quiane amparados por las sombras de la oscuridad para llevarse el alimento que justamente era nuestro, todo bajo la protección de los militares de la época. El cobre chileno ha iluminado los hogares del mundo entero y solo algunas personas se han beneficiado de ello. De la misma manera pasa con la anchoveta.

Usted verá políticos tratando de legalizar marihuana y matrimonios de homosexuales, la otra mayoría de políticos estará pero tremendamente de ocupadísima amasando fortunas personales, pero jamás harán  nada para que ni una persona de Arica pruebe de ese pescado rico en alimentos.

Las pesqueras de la zona ocupan lugares mundiales en pesca industrial, pero solo las sobras nos quedan. No espera comer nada de pescado rico en proteínas en Arica en forma abundante, pero ahora gracias a gobiernos extranjeros (La Haya) finalmente podremos comer anchovetas.

El gobierno peruano está haciendo todo lo posible para que cada persona consuma anchoveta y quinua. Alimentos indispensables para la dieta diaria. Con más mar para Perú, ahora los chilenos nos veremos favorecidos finalmente.

La anchoveta en Tacna se hará más popular y barata, ya que en Arica la gente no la conoce ni en pintura. Gracias a las altas miras de fraternidad de esos “atrasados” (término como se define a nuestros vecinos) peruanos, la gente incluso podría traer el producto de Tacna para el consumo.

Las “cholitas”, esas mujeres de largas y coloridas polleras, harán posible que usted vea anchoveta en lata en los almacenes. Esas mujeres, son las responsables de la supervivencia de Arica durante la dictadura y la época comunista. Esas peruanas, muchas con falta de educación, han sido las arquitectas del desarrollo sustentable y sostenido en la ciudad.

Los políticos, generales, almirantes, comodoros, economistas y otros han sido un completo fracaso para la sobrevivencia de nosotros en esta zona norte. Ellas, las “cholas”, han defendido la ciudad del exterminio. Los demás chilenos han hecho lo posible por envenenarnos o exterminarnos de hambre.

Fuente

21 de enero de 2014

LA SOBREEXPLOTACIÓN DE POBLACIONES DE PECES



El 12% de la población mundial dependen de la pesca y la acuicultura

El 30 por ciento de las poblaciones mundiales de peces están sobreexplotadas, agotadas o recuperándose del agotamiento, advirtió hoy aquí el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

Según un comunicado de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación la Agricultura (FAO), su titular formuló esa declaración en Abu Dhabi, capital de Emiratos Arabes Unidos, en una cumbre sobre economia azúl, que sesionó durante dos días.

Da Silva llamó la atención además acerca de que lo anterior provoca pérdidas económicas en la pesca marina derivadas de una mala gestión, ineficacia y sobrepesca ascendentes a 50 mil millones de dólares anualmente.
Es necesario -dijo- hacer cambios profundos en la gestión y utilización de los recursos marinos para salvaguardar la seguridad alimentaria mundial y garantizar el bienestar de los países costeros e insulares.

No podemos seguir utilizando los recursos marinos y acuáticos como si fueran infinitos, ni usar los océanos como un vertedero, subrayó el funcionario de nacionalidad brasileña citado por Prensa Latina.

Según el director general de la FAO, en promedio, casi el 17 por ciento de la proteína animal consumida en el orbe procede de la pesca y la acuicultura, y en muchos pequeños estados insulares en desarrollo, esta cifra es mucho mayor.

También Da Silva refirió que los medios de vida del 12 por ciento de la población mundial dependen de la pesca y la acuicultura, principalmente en los países en desarrollo.

En la cita, el máximo responsable de la FAO dijo que el cambio climático plantea nuevos retos a las poblaciones que dependen de los océanos.

Explicó que tales desafíos son causados por ese fenómeno, al modificar la distribución y productividad de las especies marinas y de agua dulce, lo cual afecta los procesos biológicos y altera las redes alimentarias.

El concepto de "economía azul", nació en la Conferencia de Río+20 de 2012, a fin de desempeñar un papel importante en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible a nivel mundial después de 2015.

Tal modelo enfatiza en la conservación y la gestión sostenible, basado en la premisa de que los ecosistemas oceánicos saludables son más productivos y representan la única manera de garantizar que las economías que dependen del mar sean sostenibles.

Tiene asimismo, el propósito de garantizar que los pequeños Estados insulares en desarrollo y los Estados costeros del mundo en desarrollo se beneficien de manera equitativa de sus recursos marinos, argumentó el máximo responsable de la FAO.

Fuente