15 de septiembre de 2014

El mito del crecimiento



La paradoja del crecimiento infinito en un planeta finito. Introducción al problema energético y ecológico que tiene nuestra civilización. No se puede crecer permanentemente como requiere el capitalismo, en un sistema con límites geográficos fijos, en el que la única aportación de energía externa proviene del sol. 

Mini documental animado que debería ser obligatorio de ver para todo escolar, y todo adulto.

Vea el video en el siguiente link:

Realmente existen tecnologías “exóticas” secuestradas que permitirían superar el problema energético permanentemente y sustentablemente, además de otras tecnologías convencionales para superar el problema de la alimentación. Pero, tal vez, mientras no superemos el adoctrinamiento del crecimiento, el individualismo y la competencia, por más tecnología y energía que dispongamos, nuestro futuro siempre estará en entredicho si no tomamos conciencia real de las limitaciones de nuestro entorno y que nuestra prosperidad está entrelazada con la de los demás. La naturaleza humana es vivir en comunidad y en todo nuestro quehacer debería primar el paradigma de la cooperación. 

Director: Dermot O'Connor
La propuesta: decrecimiento.info
Fuente:
http://www.ecoportal.net/Videos/No_hay_Manana._El_Mito_del_Crecimiento

9 de septiembre de 2014

El acaparamiento de los océanos



El término ‛acaparamiento de océanos’ pretende arrojar nueva luz sobre una serie de importantes procesos y dinámicas que están afectando negativamente a las personas y comunidades cuya forma de vida, identidad cultural y medios de vida dependen de su participación en la pesca en pequeña escala y otras actividades estrechamente relacionadas con esta. Los pescadores y las pescadoras en pequeña escala y las comunidades pesqueras, tanto en el Sur Global como en el Norte Global, cada vez se ven más amenazadas y deben hacer frente a poderosas fuerzas que están reconfigurando de manera drástica los regímenes de derechos y los modelos de producción existentes en el ámbito de la pesca. Este proceso está llevando no solo a que los pescadores en pequeña escala pierdan el control sobre estos recursos, sino también, en muchos casos, a su destrucción ecológica e incluso desaparición.

Actualmente estamos presenciando un importante proceso de cercamiento de los océanos y los recursos pesqueros del mundo, incluida la pesca marítima, costera y continental. El acaparamiento de océanos se está produciendo principalmente a través de políticas, leyes y prácticas que están (re)definiendo y (re)asignando el acceso, el uso y el control de los recursos pesqueros para apartarlos de los pescadores y pescadoras en pequeña escala y sus comunidades, a menudo con escasa preocupación por las consecuencias negativas para el ambiente.

En este proceso, se están ignorando y, en última instancia, perdiendo los sistemas de derechos de tenencia consuetudinarios y comunales de pesca y las prácticas de uso y manejo existentes. Así pues, el acaparamiento de océanos significa que poderosos actores económicos se están apoderando del control de decisiones cruciales en torno a la pesca, como el poder de decidir cómo y con qué fines se utilizan, conservan y gestionan los recursos marinos, ahora y en el futuro. En consecuencia, estos actores poderosos, cuyo principal interés es la obtención de beneficios, están asumiendo un paulatino control tanto de los recursos pesqueros como de los beneficios de su uso.

Algunas de las principales instituciones que están allanando el camino para el acaparamiento de océanos han adoptado un lenguaje basado en los derechos humanos y argumentan que sus iniciativas de reforma normativa surgen de la necesidad de garantizar una seguridad alimentaria universal y erradicar la pobreza. Sin embargo, muchos ejemplos de todo el mundo demuestran que el principio de base que dirige los procesos de reforma es una creencia ciega en las soluciones de mercado que se contraponen frontalmente a los deseos y las reivindicaciones de organizaciones de la sociedad civil representativas.

El acaparamiento de océanos no solo está relacionado con las políticas de pesca. Se trata de un fenómeno que se está desplegando en todo el mundo y en un amplio abanico de contextos, como aguas marinas marítimas y costeras, aguas continentales, ríos y lagos, deltas y humedales, manglares y arrecifes de coral. Los medios por los que se está despojando a las comunidades pesqueras de los recursos de los que han dependido tradicionalmente también están adoptando muchas formas. Se produce a través de mecanismos tan diversos como la gobernanza (inter)nacional de la pesca y las políticas de comercio e inversión, las áreas de conservación terrestres, costeras y marinas delimitadas y de pesca vedada, el (eco)turismo y las políticas energéticas, la especulación financiera y las actividades en expansión de la industria alimentaria y pesquera global, entre las cuales estaría la acuicultura en gran escala. Mientras tanto, el acaparamiento de océanos está entrando en una fase radicalmente nueva y agudizada con la aparición en 2012 de la Alianza Mundial a favor de los Océanos, una iniciativa encabezada por el Banco Mundial que busca privatizar los regímenes de derechos de propiedad sobre los recursos acuáticos y unos modelos de conservación basados en el mercado e impuestos de arriba abajo.

Impulsada por el capital y su afán de lucro, la actual oleada de cercamientos que tiene en su punto de mira a la pesca y los recursos de los océanos y las aguas continentales del mundo se está produciendo en el mismo contexto que el acaparamiento global de tierras. Este último se refiere al reciente y actual auge en el cambio de uso de las tierras y sus recursos asociados (como el agua), que están pasando de usos de pequeña escala e intensivos en manos de obra –como la agricultura de subsistencia– a usos de gran escala, intensivos en capital y que agotan los recursos naturales –como los monocultivos industriales, la extracción de materias primas y la generación de energía hidroeléctrica a gran escala–, integrados en una creciente infraestructura de industrias y mercados globales. También está teniendo lugar en el contexto más general de la cambiante dinámica económica, financiera, climática y ambiental global. Como resultado, en estos momentos se está dando una revaluación fundamental de los recursos naturales. Esta revaluación apunta a despojar a la tierra, el agua, la pesca y los bosques y sus recursos afines de los lazos que los vinculan con funciones sociales y significados culturales, y una gobernanza arraigada en los principios de los derechos humanos, para dirigirlos hacia las estrechas funciones económicas que exigen enfoques basados en la privatización y orientados al mercado.

A pesar de la creciente atención que está suscitando este fenómeno general, la historia de la pesca sigue pasando inadvertida y está en gran medida descuidada en los círculos académicos y activistas, así como en los medios de comunicación. Y a pesar de ello, el acaparamiento de océanos en sus diversas formas está socavando los derechos y las aspiraciones de millones de personas que dependen de la pesca continental y marina en pequeña escala en todo el mundo.

La urgente necesidad de prestar una atención mayor y más específica al acaparamiento de océanos se puede ilustrar con unas palabras de Olivier de Schutter, el ex relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, que en un discurso ante la Asamblea General de la ONU subrayó que “el ‘acaparamiento de océanos’, a través de acuerdos de acceso extremadamente opacos que perjudican a los pescadores artesanales (…) y el desvío de los recursos fuera de las poblaciones locales, puede representar una amenaza tan seria como el ‘acaparamiento de tierras’

Fuente:



4 de septiembre de 2014

El gasto público en el sector pesca

En la edición de Setiembre de la Revista Pesca:

Las cifras del avance en la ejecución presupuestal del sector pesquero continúan mostrando ineficacia en la ejecución del gasto. Por lo menos los primeros siete meses del ejercicio no inducen a proyectar que se cerrará el año al 100%.

Más allá de la evaluación de capacidad del gasto, cabe preguntarse por la calidad del mismo y si  está alineado con los objetivos estratégicos diseñados en el Plan Estratégico Multianual vigente.

La administración es además escasamente transparente, cuando no publica las cifras de la recaudación de los derechos de pesca, no informa quienes pagan y quienes no pagaron, así como tampoco dice en qué han sido gastados esos recursos que ingresan como recursos directamente recaudados del Ministerio de la Producción. 

El Estado tampoco informa en qué se han invertido los recursos de canon pesquero transferido a los gobiernos locales y regionales.

Lea las cifras en la sección " EL SECTOR PESCA EN CIFRAS" en la edición de Septiembre de la Revista Pesca.


23 de agosto de 2014

La contaminación provocada por la industria pesquera



En la edición de Agosto de la Revista Pesca:

El vertimiento de los efluentes resultantes de la producción industrial del sector pesquero es la principal fuente de impacto sobre bahías donde se ubican las plantas.

Por ley, estos efluentes deben ser tratados antes de ser vertidos al mar, pero la eficiencia de los procesos de tratamiento de las aguas de bombeo es todavía muy baja y los efluentes aun presentan niveles muy altos de cargas orgánicas, pudiendo ocasionar varazones catastróficas y pérdidas valoradas en millones de dólares. En el Perú no existen LMPs para la industria pesquera de consumo humano directo (Límites Máximos Permisibles) a diferencia de la industria reductora que sí los tiene. Sin estos valores de referencia, la legislación ambiental del sector no tiene capacidad de sanción. La definición de estos límites sería un primer paso positivo que permitiría la implementación de sanciones y que podrían incentivar la aplicación de tecnologías de recuperación más efectivas.

Lea el artículo " LA CONTAMINACION PROVOCADA POR LA INDUSTRIA PESQUERA" en la edición de Agosto de la Revista Pesca.

17 de agosto de 2014

Creatividad: nuevas formas de salvar los océanos



Resulta paradójico una sociedad como la nuestra, que ha llegado a hacer avances tecnológicos importantes, y que sin embargo, no ha pensado en las consecuencias de los deshechos en la utilización de esas tecnologías.

Cosima Dannoritzer autora del importante documental: “COMPRAR, TIRAR, COMPRAR”, Nos dice que así como los antepasados nos dejaron pirámides y catedrales, nuestra civilización legará basura. Y es que los vertederos son unos elementos del último siglo, al que parece hemos de acostumbrarnos a sufrirlos, cuando en realidad, según todos los ecologistas que han analizado el tema a fondo, no son más que la consecuencia de una gestión de materiales mal diseñados.

BASURA CERO es el nombre de un colectivo que propone alternativas, como su nombre indica, es un objetivo, una meta totalmente viable, pues marcan un camino de soluciones y de dirección segura hacia la sostenibilidad a través de la información continuada. Su base principal se asienta en concienciar a cerca del consumo lineal (que es el que se practica mayoritariamente) basado en explotar recursos-consumir-tirar.

Lo cual, desperdicia las riquezas que nos ofrece el planeta continuamente, generando cada vez más contaminación. Y en su lado antagónico se halla el sistema circular, basado primero en el diseño de los materiales que sean recuperables, y en la reutilización de estos materiales de deshechos a través de la recogida seleccionada.

Enrique Estrela, Licenciado en Ciencias Ambientales, nos habla de la importancia que ha tenido siempre el acto de reutilizar, reciclar y reducir, para llevar a cabo la manera crucial de la gestión de residuos. Pero él, en la experiencia de su trabajo como Consultor Local, ha incluido dos fórmulas más: rediseñar y regular. Con ello amplía un poco más la filosofía de Basura Cero. A este concepto de sostenibilidad, se le ha dado en llamar la solución de las 5 “R”

El plástico en nuestros océanos está constituyendo uno de los principales problemas de contaminación, con unos efectos caóticos para la flora y los animales, y que a la larga, también puede afectarnos a los humanos.

Un avance importante en nuestro país en este sentido, fue el que hizo la Comisión Europea aprobando en el año 2010 el proyecto Life de Posidonia en las aguas del Mediterráneo en costas andaluzas:


Lo interesante, es la creatividad que han desarrollado y las soluciones que están dando muchas personas en diferentes lugares, a este problema de la basura marina. Algunos de esos proyectos, nos hablan de la capacidad de reinvención con la que contamos los humanos cuando nos ponemos a ello.

En esta película titulada: “PRESIDENTE MAR”, del director holandés Juriaan Booij, se explora el papel protagonista que podemos tener todos en la limpieza de nuestros mares, especialmente aquellos que vivan en las zonas costeras. La película, en la que se muestra también cómo hacer sillas artesanas (lo que se ha dado en llamar sillas de mar), empleando residuos de los océanos, obtuvo el segundo lugar en el Festival de Cannes de este año.


En las costas de Chile, un grupo de jóvenes se han puesto manos a la obre recogiendo redes abandonadas a la deriva por debajo de la superficie. Además han elaborado un programa de recolección y reciclaje para el uso de estas redes en una empresa que ellos mismos han creado y que se llama: POSITIVA NET. Ellos cosechan las redes y las derriten creando patinetas. Han fabricado la primera tabla de skate del mundo, hecha enteramente de redes recicladas.

Y el último ejemplo de creatividad entre otros muchos, lo tenemos en la Compañía Keniana Ocean Sole, ellos han creado más de cien puestos de trabajo recogiendo y transformando las basuras de las playas del país. Los trabajos artesanales hechos a partir de los residuos, hacen también la labor de educar a cerca de la contaminación de los océanos.

María Alcalde
Redacción

Fuente
http://enpositivo.com/2014/08/creatividad-nuevas-formas-de-salvar-los-oceanos/